Las cifras que llegan del mercado de la vivienda están confirmando las previsiones con las que empezaba el año: 2019 estará marcado por la ralentización de la economía y del mercado de la vivienda.

Y esto es precisamente lo que apuntan los últimos datos de los notarios: en enero se suavizaron las subidas de las compraventas, el precio y la concesión de hipotecas.

En concreto, en el primer mes del año se llevaron a cabo 40.388 operaciones, un leve 0,3% más que en enero de 2018. Se trata de un incremento mucho más moderado que el visto en meses pasados. En diciembre, sin ir más lejos, las transacciones crecieron un 3% interanual.

Por tipo de vivienda, la venta de pisos mostró una caída interanual del 1,3%, lastrada por la contracción de las operaciones de pisos de segunda mano (-1,5%), ya que la de pisos nuevos sí aumentó de manera ligera (+0,1%). Por su parte, la venta de viviendas unifamiliares mostró un incremento del 6,6% interanual.

Al igual que en el número de operaciones, enero también trajo moderación a la escalada de precios. Y es que el m2 de las viviendas compradas en enero alcanzó los 1.424 euros, reflejando un aumento del 2,6% interanual, tras producirse subidas tanto en el precio de las viviendas unifamiliares (4,1%) como en los pisos (2,7%). Para hacerse una idea de lo que se está ralentizando el precio, basta recordar que en diciembre el alza interanual se situó en el 6%.

En materia de hipotecas, la firma se incrementó un 6,1% interanual, quedándose en 19.390 nuevos préstamos para la compra de casas, mientras que la cuantía de repuntó un 0,9%, situándose por encima de 135.600 euros. Un mes antes, en cambio, se había producido un repunte interanual del 10,4% en la firma de hipotecas y del 4,5% en el importe de los mismos.

Fuente: Consejo General del Notariado 

Además de los notarios, otras estadísticas e informes están poniendo sobre la mesa la ralentización del mercado e incluso caída en algunos casos. Por ejemplo, la que reflejael Índice de Precio de la Vivienda del INE, que bajó un 6,6% en el último trimestre de 2018.

Por otro lado, el último índice de precios de idealista revela que en febrero el precio de la vivienda usada solo subió un 1,1% mensual, aunque en términos interanuales el alza

 

Idealista